EL UNIVERSO DE  JOAN CANALS

Altas y misteriosas torres conforman el universo iconográfico de Canals. Tanto sobre papel como sobre tela, al lápiz litográfico o con pintura acrílica, esta constante es presente en sus trabajos, Posteriormente  cabe añadir a estas arquitecturas, unos elementos vivos, unos seres antropomórficos, que el denomina fenomenolillos, los cuales invaden las torres como cualquier rincón del espacio urbano –circunscrito a Barcelona-, tan presente en su obra. Fenomenolillos que pueden interpretarse como sendas evocaciones de los estados psicológicos del artista Canals, como sus particulares seres, defiende el territorio con fuerza y actúa de manera potente.

Su obra es producto de una perseverante búsqueda que lo lleva a un organizado sistema de experimentación, claramente visible en sus trabajos sobre papel que están sometidos a diversas fases de intervención, tanto por lo que atiende a su vertiente icnogràfica, como al cromático i al técnico, A la vez, Canals alterna esta obra concebida en diversos registros o secuencias, muy mesurada y profunda, con realizaciones altamente compulsivas e intuitivas, como un juego de grafismos.

Buen investigador cromático, donde se observa mas penetrante es cuando se enfrenta a la tela, sobretodo a los grandes formatos que muestran equilibradas estructuras, a pesar de su capacidad por captar el movimiento en un intento de romper el esteticismo, y la estabilidad que le comunica la gran ciudad.

En la obra sobre papel sobresale una vertiente cercana al terreno de la ilustración atendiendo a su cualidad caligráfica y el trazo decidido. Otra serie de realizaciones están mas próximas al mundo del gravado, ya que Canals a menudo juega con la incisión, con toda clase de puntas, sobre papel entintado, combinado con manipulaciones diversas. Todo esto nos lleva a creer que si Canals se adentrara en la “cocina” del gravado, enriquecería su  abanico de búsqueda y podría llegar a concretar toda una amplia gamma de obra grafica como sustento de su particular universo.  Enero 1994

Pilar Vélez
De la Asociación Catalana de Críticos de Arte